Nicaragua: un acusado del atentado contra la AMIA asistió a la jura de Daniel Ortega avalada por la Argentina

Destacados
TIPOGRAFIA

Mohsen Rezai es vicepresidente de Asuntos Económicos de Irán y sobre él pesa una alerta roja de Interpol; el embajador Capitanich asistió al acto de asunción sin plantear ninguna objeción

Mohsen Rezai es vicepresidente de Asuntos Económicos de Irán y sobre él pesa una alerta roja de Interpol; el embajador Capitanich asistió al acto de asunción sin plantear ninguna objeción

Mohsen Rezai, uno de los iraníes acusados por la Justicia argentina de organizar el atentado contra la AMIA en 1994, asistió en representación de su gobierno al acto de asunción de Daniel Ortega, en Nicaragua, del que también participó el embajador del gobierno de Alberto Fernández, Daniel Capitanich, sin plantear objeciones.

Sobre Rezai pesa una alerta roja de Interpol como partícipe del ataque que causó 85 muertes en la mutual judía de la calle Pasteur. Es el actual vicepresidente de Asuntos Económicos de Irán y en la época del atentado se desempeñaba jefe de la Guardia Revolucionaria. Se lo acusa de ser uno de los jerarcas militares que autorizó el plan criminal. Incluso uno de sus hijos declaró en su contra en Estados Unidos, aunque después se desdijo.

La cédula roja de Interpol sobre Mohsen Rezai

 

Rezai saludó a Ortega, cuya reelección es cuestionada por un sinnúmero de países debido a que la obtuvo después de encarcelar a la mayoría de sus rivales. Lo hizo al lado del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y el de Cuba, Miguel Díaz Canel. Capitanich fue el representante del gobierno argentino en la ceremonia: con su asistencia, la Casa Rosada dio legitimidad al nuevo mandato del líder sandinista, días después de que Nicaragua votara a Fernández como presidente de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Daniel Capitanich, embajador argentino, saluda a Daniel Ortega en el acto de asunción al que también asistió un acusado por el atentado contra la AMIA

 

La postura del gobierno nacional con el régimen de Ortega había sido ambigua en los últimos meses. Mientras que en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU el embajador Federico Villegas se sumó a las condenas surgidas de informes del Alto Comisionado que encabeza Michelle Bachelet -sobre todo en relación a la persecución a opositores, en la OEA-, el embajador Carlos Raimundi repitió los principios de “no injerencia” y se abstuvo de condenar al régimen sandinista.

En medio de ese escenario, Capitanich regresó a su puesto diplomático, del que había sido retirado para consultas en junio y en una movida conjunta con México. Enojado con la Argentina por su postura, Ortega había ordenado en septiembre no votar a Fernández para presidir la Celac, algo que finalmente cambió el viernes pasado cuando el canciller nicaragüense, Denis Moncada, le dio el sí a Fernández.

Ortega se impuso el 7 de noviembre pasado con el 75 por ciento de los votos, pero en medio del proceso electoral encarceló a todos los candidatos opositores con posibilidad de pelear su liderazgo. Por estos hechos, Bachelet informó que entre mayo y octubre se registraron al menos 39 detenciones arbitrarias de políticos, defensores de derechos humanos, empresarios, periodistas y líderes campesinos y estudiantiles.

Quejas, silencios y una condena
La designación de Rezai y de otro acusado por la AMIA, Ahmad Vahidi, como funcionarios de Raisi había sido cuestionada por el gobierno de Fernández en agosto del año pasado. “La República Argentina reitera, como tuviera ocasión de manifestar al momento de darse a conocer la nominación de Ahmad Vahidi a ocupar el cargo de Ministro del Interior de Irán, puesto al que ha sido confirmado por el Parlamento de ese país en la fecha, que esta aprobación, junto a la designación de Mohsen Rezai como vicepresidente de Asuntos Económicos, constituyen una afrenta a la Justicia argentina y a las víctimas del brutal atentado terrorista contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA)”, comunicó la Cancillería, entonces a cargo de Felipe Solá.

La oposición le exigió esta mañana explicaciones al canciller Santiago Cafiero por la actitud sostenida en la asunción de Ortega. No solo la asistencia de Capitanich sino la ausencia de reacción ante la participación de Rezai en el mismo acto. Poco después, la Cancillería emitió un comunicado en el que repudió la presencia del iraní en Nicaragua. “La Argentina expresa su más enérgica condena a la presencia de Mohsen Rezai en el acto de toma de posesión del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega. Su presencia constituye una afrenta a la justicia argentina y a las víctimas del brutal atentado terrorista contra la AMIA”, dice el texto oficial.

Ultimas Noticias

Fútbol 20 Enero

Colón se metió en el ranking mundial de clubes de la IFFHS

La Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol (IFFHS) reveló su ranking anual de clubes del ...

Fútbol 20 Enero

Juanfer Quintero llegó a la Argentina para incorporarse a River Plate: “Esta es …

El colombiano llegó a la Argentina y fue recibido por los hinchas. Cómo fue su diálogo con Gallardo y por que ...

Mundo 20 Enero

El Gobierno pidió la detención de Mohsen Rezai, acusado como responsable del ate…

La solicitud fue elevada a Interpol. Se trata del iraní que estuvo presente en la asunción de un nuevo período...

Espectáculo 20 Enero

A punto de cumplir 4 décadas de carrera, reapareció Luis Miguel

A horas de cumplir 4 décadas de carrera, reapareció Luis Miguel públicamente y su ejército de fanáticas difund...

Fútbol 20 Enero

Argentina es el segundo país en pedir entradas para el Mundial

FIFA abrió las inscripciones para la solicitud de tickets para estar presente en la Copa del Mundo. Los hincha...

Compartir