Fertilidad masculina: a mayor edad, mayor riesgo en los hijos

Salud
TIPOGRAFIA

Un estudio sostiene que los hombres mayores tienen más probabilidad de tener hijos con autismo o esquizofrenia.  

Un estudio sostiene que los hombres mayores tienen más probabilidad de tener hijos con autismo o esquizofrenia.  

   
Según una investigación científica publicada recientemente en la revista "Nature", cuantos más años tiene el padre, mayor es la probabilidad de que sus hijos sufran mutaciones genéticas con implicancias en su salud.

Un grupo de genetistas de Islandia, Dinamarca e Inglaterra han comprobado que el efecto de la edad paterna produce un incremento de aproximadamente dos nuevas mutaciones espontáneas en el semen por cada año adicional en la edad del padre. Esto quiere decir que cada 16,5 años el número de mutaciones genéticas del hombre se duplica.

Los expertos señalan que un padre de 20 años transmite en promedio unas 25 nuevas mutaciones a su hijo, mientras que uno de 40 años transmite unas 65. Por otro lado la madre es responsable de 15 mutaciones de novo independientemente de la edad.

La duplicación en la tasa de mutaciones observada entre los 20 y los 40 años, cuando la mayoría de los padres se están reproduciendo, es ciertamente digna de atención pero no alcanza para recomendar a los hombres mayores a que se abstengan de la paternidad.

Este estudio va más allá, llegando a sugerir que en hombres mayores, con más mutaciones de novo en su esperma, es más alta la probabilidad de tener hijos con autismo o esquizofrenia.

Estos resultados son muy interesantes porque la paternidad se retrasa cada vez más. Por ejemplo, en los años 80 los hombres solían tener hijos con una edad media de 27,9 años. En cambio en el 2011 el promedio fue de 30 años. Los niños nacidos en la década de los 80 tenían unas 60 mutaciones de novo, mientras que los de 2011 mostraron unas 70.

Si el efecto de la edad del padre sobre la tasa de mutaciones causa daños a la salud de los hijos como se ha comprobado, podría ser recomendable que cada hombre decidiera congelar su esperma siendo joven a fin de tenerlo disponible para usarlo más adelante.

Hasta ahora esta estrategia se recomendaba a las mujeres que decidían retrasar la maternidad, debido al impacto de la edad sobre la calidad de los ovocitos, si bien la insidencia de patologías asociadas a la edad paterna es baja, aquellos que decidan retrasar la paternidad mas alla de los 40 años tienen la opción de preservar su "semen joven" congelándolo.