Alberto Fernández habló sobre la legalización del aborto, su debut sexual, el libro que está leyendo y la serie que terminó en un día

Política
TIPOGRAFIA

El presidente Alberto Fernández sorprendió este martes a muchos oyentes radiales cuando inesperadamente contestó una pregunta que le habían hecho en broma.

El presidente Alberto Fernández sorprendió este martes a muchos oyentes radiales cuando inesperadamente contestó una pregunta que le habían hecho en broma.



Cuando Matías Martin, conductor del programa, presentó a su compañera Malena Guinzburg, el mandatario recordó que era seguidor de los programas de su padre Jorge Guinzburg y se declaró fan de La Noticia Rebelde, el ciclo que conducía junto a Carlos Abrevaya y Adolfo Castelo.

A raíz de ese comentario, Malena le preguntó a modo de broma por su debut sexual, uno de los momentos clásicos del programa Peor es Nada. Todos rieron, aunque para sorpresa de los conductores el Presidente contestó la pregunta.

“Fue muy normalito, fue con una novia. No fue nada especial. Éramos noviecitos, nos queríamos mucho y ocurrió. Le hubiera arruinado el programa a tu padre (Jorge Guinzburg)”, dijo Fernández con cierto pudor.

A lo largo de la entrevista, que también abordó temas de actualidad política, el líder del Frente de Todos contó algunos detalles de su vida cotidiana. Por ejemplo, qué hace antes de dormir.

“Gracias a Dios, descanso bien; cuando me voy a dormir, me duermo. Pero antes de dormir puedo hacer muchas cosas”, dijo.

Y detalló: “A veces leo, ahora estoy con el libro de Aramburu de María O’Donnell, que está muy bien escrito y documentado, o también puede ser que mire una serie”.


En ese momento, le preguntaron por la serie de Sebastián Wainraich, Casi Feliz. Fernández tardó unos segundos en reconocer el nombre, pero luego aseguró con entusiasmo que la había visto entera en Netflix.

“Un sábado que estaba más o menos tranquilo la vi durante todo un día. En una tarde me devoré toda la serie. Fue después de un almuerzo”, recordó.

También reveló que muchas noches se queda tocando la guitarra y contó con orgullo que su hijo Estanislao está aprendiendo a tocar. “Lo que no logré insistiendo durante 25 años lo logró la cuarentena”, bromeó, y dijo que suele darle “datos para que mejore su técnica”.

Consultado sobre su rol en las redes sociales, aseguró que la mayoría de las veces él mismo contesta los mensajes y se rió cuando le recordaron los insultos que solía utilizar antes de ser candidato.

“Ese sí es otro Alberto. Ese Alberto está totalmente censurado por la Casa Rosada”, dijo entre risas.

Finalmente, afirmó que el aborto “es un tema que debemos resolver” y aclaró que desde siempre tiene la convicción de que “la punición no resuelve nada”.

“Yo en algún momento lo voy a mandar el proyecto (al Congreso), pero honestamente ahora tengo otros temas que me urgen más”, explicó en relación a la pandemia, la crisis económica y la deuda externa.