Diego Santilli: “Yo estoy convencido de que la gente está angustiada”

Política
TIPOGRAFIA

El vicejefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires se diferenció del presidente Alberto Fernández, que el sábado pasado le restó importancia a las consecuencias emocionales provocadas por el confinamiento obligatorio

El vicejefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires se diferenció del presidente Alberto Fernández, que el sábado pasado le restó importancia a las consecuencias emocionales provocadas por el confinamiento obligatorio




     

El sábado, durante la conferencia de prensa en la que se anunció la extensión de la cuarentena, hubo una pregunta que provocó una respuesta vehemente del presidente Alberto Fernández. El interrogante fue planteado por la periodista Silvia Mercado de Infobae y aludía a la angustia que provoca la cuarentena en la población. Once psicólogos consultados por este medio plantearon cuáles son las consecuencias del confinamiento en la salud mental de los argentinos.

Ante la consulta, Fernández resaltó el rol activo del Estado frente a la pandemia y desarrolló: “Estamos en una pandemia que mata gente, ¿lo entendemos? Estamos en una pandemia de un virus desconocido, ¿lo entendemos? No hay vacuna, no tiene remedio. ¿Lo entendemos? Quédense en su casa y cuídense".

Y completó: "Todos tenemos la posibilidad de salir a airearnos cuando hace falta; angustioso es que no te cuiden, angustioso es que el Estado te abandone. Angustiante es que el Estado diga ´aquí no está pasando nada´. Acá están pasando cosas serias y por eso actuamos como actuamos”.


Este lunes, quien marcó diferencias con el pensamiento del mandatario fue Diego Santilli, vicejefe de Gobierno de la Ciudad. En diálogo con radio Mitre, aseguró: “Yo estoy convencido de que hay una angustia; la gente está angustiada”.

“Está angustiado el comerciante al que le cuesta llegar a fin de mes, el comerciante que tiene que pagar un sueldo, los profesionales, el autónomo, el cuentapropista y todos los ciudadanos, que tienen miedo de contagiarse la enfermedad”, suscribió.

Santilli dijo que incluso las autoridades de la Ciudad están angustiadas y preocupadas por gran parte de su recaudación depende del Impuesto a los Ingresos Brutos y como consecuencia del cierre de comercios, el 60% de los pequeños empresarios dejaron de cumplir en tiempo y forma con sus obligaciones impositivas.

De hecho, casi 25 mil comercios que habían reabierto sus puertas hace 10 días deberán volver a cerrar como consecuencia de las medidas adoptadas por el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en la etapa de la cuarentena que se inicia este lunes.

El número surge de estimaciones oficiales. Según especificó Santilli, "el 30% de los comercios son de rubros esenciales, en los últimos días se había sumado otro 20% de locales; de ese 20, nosotros calculamos que el 11 va a tener que cerrar”.