25
Lun , Sep
15 Noticias Nuevas

Derechos Humanos: la Iglesia aclaró que reconciliación no significa impunidad

Nación
TIPOGRAFIA

En el marco de la Conferencia Episcopal,  tres obispos aseguraron que el perdón no excluye la Justicia.
Derechos Humanos: la Iglesia aclaró que reconciliación no significa impunidad

En el marco de la Conferencia Episcopal,  tres obispos aseguraron que el perdón no excluye la Justicia.
Derechos Humanos: la Iglesia aclaró que reconciliación no significa impunidad





La búsqueda de la reconciliación en la Argentina es más bien una quimera que se comprueba con solo pronunciar esa palabra. Porque muchos inmediatamente la asocian con la impunidad de los represores. O con la teoría de los dos demonios: el terrorismo de un lado y la represión ilegal del otro, en un mismo nivel.

Por eso, cuando esta semana se supo que la Iglesia estaba iniciando un camino en pos de contribuir a ese esquivo objetivo en su primer plenario de obispos del año, que se desarrolló hasta hoy en Pilar, los organismos de derechos humanos –que, por otra parte, consideran al Episcopado de los años 70 cómplice de la dictadura- salieron a descalificar la iniciativa. Y provocaron que al menos tres obispos salieran a aclarar que no estaban persiguiendo la extinción de la acción judicial, ni tampoco que víctimas y victimarios se abrazaran y se olvidara todo el horror de lo vivido.

Los obispos Oscar Ojea, Jorge Lozano y Jorge Casaretto intentaron despejar lo que consideran una confusión informativa y precisar que la Iglesia se está embarcando en un proceso de largo aliento para que dentro de ella misma -donde las visiones no son unánimes- y en la sociedad haya un clima de mayor concordia, sobre la base de tres pilares que proclaman desde 1981, a partir de su documento más medular de las últimas décadas: Iglesia y Comunidad Nacional. Esas premisas son: verdad, justicia y perdón. Pero un perdón -aclaran- que no excluye la justicia.

El caso más emblemático en la historia católica reciente es del perdón que Juan Pablo II le otorgó al turco que atentó contra su vida, Ali Agca, pero sin mover un dedo sobre la acción penal que recayó sobre su victimario.

“No estamos buscando que con la palabra reconciliación se dé marcha atrás con los juicios de lesa humanidad. La Iglesia tampoco busca el olvido. Hicimos una convocatoria para escuchar testimonios sobre la violencia política”, dijo monseñor Lozano.

Por su parte, monseñor Ojea señaló que la Iglesia no hizo ninguna convocatoria para reconciliar a familiares de desaparecidos con militares, sino que “inició un camino de reflexión interno en el marco de la cultura del encuentro a la que nos llama el papa Francisco”.

Al lamentar el revuelo que se generó en torno a la iniciativa del Episcopado, y si bien reconoció que hay “distintos modos de reconciliación”, sostuvo que desde la doctrina cristiana este concepto implica “unir lo que está separado, pero no sin verdad y sin justicia”.

Casaretto también se pronunció en la misma línea. Y fue más allá: le dijo a Clarín que si ese camino hacia una mayor concordia entre los argentinos exigía un nuevo pedido de perdón más profundo de la propia Iglesia por haber empujado a jóvenes a la violencia y no haberse opuesto con más firmeza a la represión ilegal (ya hizo dos muy tibios a mediados de los 90 y en 2000) estaría dispuesto a hacerlo.

Finalmente, los obispos afirmaron que fue una coincidencia infeliz que su iniciativa se conociera en la misma semana en que la Corte Suprema convalidó el cómputo del 2 x 1 de los años de procesamiento para los juicios de lesa humanidad.

“Relacionar una cosa con la otra no tiene ningún sentido”, dijo Ojea, al ratificar que la acción de la Iglesia no formaba parte de una estrategia de impunidad.

Pese a la polémica, el centenar de obispos reunidos en la Conferencia Episcopal consideró muy interesante el testimonio que el miércoles, en el inicio de su iniciativa, les brindaron en la casa de retiros El cenáculo, en Pilar, Graciela Fernández Meijide, madre de un desaparecido; Cristina Cacabelos, hermana de dos desaparecidos y de un tercero muerto en un enfrentamiento y Gabriel D’Amico, padre de un coronel asesinado por Montoneros.

Con todo, Fernández Meijide les dijo que nada se puede hacer en materia de reconciliación si “los que protagonizaron la lucha armada y los militares no piden perdón”. Y que la urgencia hoy es enfocarse en el tercio de argentinos que están sumidos en la pobreza.

Los obispos acordaron sobre esto último, pero en una carta al Papa le dijeron que, pese a todo, no cejarán en su intento.

Ultimas Noticias

Basquet 25 Septiembre

Un tremendo informe financiero abre la puerta a posibles cambios muy fuertes en…

Por las pérdidas de muchos equipos, los pedidos van desde ampliar el número de franquicias a imponer mudanzas ...

Destacados 25 Septiembre

Tragedia de Once: rechazaron un pedido de los nuevos abogados de De Vido para po…

Maximiliano Rusconi y Gabriel Palmeiro habían pedido tiempo para estudiar el expediente

Provincia 25 Septiembre

Lifschitz descartó integrar un frente con el kirchnerismo contra las políticas d…

El gobernador fue tajante cuando se lo consultó sobre la convocatoria que hizo el candidato a diputado naciona...

Fútbol 25 Septiembre

Vivas renunció en Defensa y Justicia y es el tercer DT que se va en la tempora…

Tras la derrota frente a Colón, el entrenador decidió dar un paso al costado y se sumó a Matosas de Estudiante...

Provincia 25 Septiembre

Con un rotundo éxito se desarrolló la 4° Fiesta de la Confraternidad Departament…

Con una imponente convocatoria y rotundo éxito, en la flamante ciudad de Suardi, departamento San Cristóbal, s...

Etiquetas Populares