"Pillín" Bracamonte quedó preso por lavado de dinero

Sucesos
TIPOGRAFIA

El histórico jefe de la barra brava de Rosario Central fue acusado por el fiscal Miguel Moreno en una audiencia que comenzó este jueves y finalizó en el mediodía de este viernes. Según el acusador, "Pillín" posee bienes por 38,4 millones de pesos

El histórico jefe de la barra brava de Rosario Central fue acusado por el fiscal Miguel Moreno en una audiencia que comenzó este jueves y finalizó en el mediodía de este viernes. Según el acusador, "Pillín" posee bienes por 38,4 millones de pesos

El histórico jefe de la barra brava de Rosario Central, Andrés "Pillín" Bracamonte, quedó bajo prisión preventiva efectiva sin plazo acusado de lavado de dinero. Así lo resolvió este viernes la jueza penal de primera instancia Valeria Pedrana, quien rechazó primero el planteo de incompetencia realizado por la defensa del acusado.

El fiscal Miguel Moreno basó la acusación por lavado de dinero en dos partes. La primera en la colocación de bienes a nombre de familiares y allegados; la segunda, en la compra de bienes que figuraban a nombre de las sociedades que creó y/o adquirió entre 2017 y 2019.

Bracamonte posee bienes por 38.404.324,65 pesos que, según el fiscal, provienen de "presuntos ilícitos penales como amenazas coactivas, extorsiones, posible participación en maniobras defraudatorias que permitieron sus negociados ilícitos desde su posición de jefe de la barra brava de Rosario Central, con el objetivo de que adquieran la apariencia de un origen lícito".

"Pillín" es el primer imputado en la causa que investiga Moreno, pero no será el único, de acuerdo a la exposición hecha este viernes por el fiscal al solicitar la prisión preventiva efectiva.

El fiscal basó su petición de prisión preventiva sin plazo por considerar que Bracamonte libre podría amenazar a testigos que tendrán que declarar durante el proceso judicial, entre ellos, dirigentes o personas ligadas a Rosario Central.

La acusación, primera parte

La ex pareja de Bracamonte, Natalia S., será imputada. Así lo adelantó este viernes el fiscal. Registra actividad desde noviembre de 2013 en "Servicios de transporte automotor de pasajeros mediante taxis y remises"; desde mayo de 2017 registra el alta de la actividad de "Servicios inmobiliarios realizados por cuenta propia, con bienes urbanos o arrendados". Está registrada como trabajadora autónoma categoría T2, con ingresos brutos anuales mayores a 20 mil pesos desde el período iniciado en junio de 2013.

Entre mayo de 2012 y enero de 2013, Natalia S. compró tres departamentos del edificio "Altos Alberdi", ubicado en Vila 763. El primero está valuado en 46 mil dólares y fue adquirido el 10 de mayo de 2012. El segundo tiene un valor de 36 mil dólares; la operación se hizo el 8 de agosto de 2012. El último, de un valor de 72 mil dólares, lo compró el 17 de enero de 2013.

El 18 de enero de 2013, un día después de comprar el último departamento, Natalia S. compró un BMW cero kilómetro, sobre el que luego se acordó su división (50% y 50%) entre Bracamonte y la mujer.

Natalia S. además tiene un Renault Logan, un Chevrolet Classic y un Chevrolet Cobalt que funcionan como taxis; un BMW 125i (dividido con Bracamonte); un Mini Cooper que está a nombre de su mamá, quien además tiene dos licencias de taxi a su nombre.

A nombre de la ex pareja de "Pillín" también figuran una moto XTZ250; una moto Yamaha YZ 85cc.; un cuatriciclo Yamaha Raptor 700; un Chevrolet Prisma Joy, un Chevrolet Meriva y un Chevrolet Corsa Classic que funcionan como taxi; un Renault Twingo. Todos estos vehículos son de propiedad de Natalia S., pero la mujer dijo que no recordaba dónde estaban los papeles de los mismos.

Andrés Guillermo B., hijo del "Pillín", también está dentro de la acusación. Registra recibos de sueldo emitidos por "Dragados y Obras Portuarias S.A. por el monto de $25.589,25. Es titular de un Chevrolet Prisma y un Chevrolet Classic que funcionan como taxis y un Volkswagen Scirocco.

Al momento de la compra del Scirocco (21/9/17), Andrés Guillermo B. no tenía registrada actividad que le permitiese adquirir el auto, ya que fue dado de alta como contribuyente en la Afip en junio de 2018 y su inicio de relación de dependencia comenzó en septiembre de ese año.

Las sociedades, segunda parte

Andrés Alejandro Bracamonte figura como socio en cuatro sociedades: Vanefra SRL; Ser-Eco SRL; Ruffino SAS; y Kabrasi SRL.

Vanefra fue crecada el 20 de abril de 2017. Su objeto social es "Servicios de limpieza y conservación de todo tipo de inmuebles e instalaciones comerciales e industriales y sus dependencias. Construcción, reforma, reparación y mantenimiento de edificios residenciales y no residenciales". Luego la sociedad sumó el "Alquiler de baños químicos y de baños portátiles, tanto para espacios públicos como para privados". El otro socio de Bracamonte es Fernando R.

A nombre de Vanefra se encuentra un BMW M2 que fue secuestrado en la casa de Bracamonte en Ibarlucea. También una moto de agua que fue incautada en una guardería náutica de Granadero Baigorria. Únicamente tenían permiso para sacar la moto de agua marca Sea Doo modelo GTR 230 era Andrés Bracamonte y su hijo. A esos bienes se suman dos Volkswagen Amarok y una moto Kawasaki valuada en 1,8 millón de pesos.

Al momento de allanar el domicilio fijado por la sociedad, en avenida San Lorenzo 159 de Capitán Bermúdez, la Agencia de Investigación Criminal encontró que allí funciona la concesionaria de vehículos Yannantuoni.

Ser-Eco fue adquirida por Andrés Bracamonte y Fernando R. el 27 de junio de 2018. El objeto social es el alquiler de baños químicos. Cuando fue allanado se encontró la Policía que allí funcionaba el gimnasio "Atlantic Gym" que casualmente está a nombre de Fernando R., el socio del "Pillín".

Ruffino fue creada el 26 de junio de 2019 por Bracamonte y Sergio Quiroga, intendente de Rosario Central. El objeto social es muy amplio. Va desde la fabricación, comercialización, importación y exportación de indumentaria deportiva, calzados y prendas hasta reparación de edificios y servicios de organizaciones de eventos.

En Néstor Fernández 1068, donde fijó domicilio la sociedad, no se encontró ningún rasgo que haga alusión a la empresa.

Ruffino SAS, entre septiembre de 2019 y febrero de 2020 informó ventas por $925.890. El 87% de ese monto, es decir, $805.690, fueron facturados a nombre de un único cliente: Rosario Central.

Además, Bracamonte desde su monotributo facturó entre abril y agosto de 2019 $465.570 a Central en concepto de mates, bombillas, vasos de vidrio e indumentaria deportiva. Esas facturas fueron rechazadas, según indica la contadora del club y la documentación secuestrada en la sede canalla de Mitre al 800.

"Cabe destacar que según la Afip, Bracamonte no registra compras por indumentaria deportiva, uniformes, botines ni nada que se le parezca", señaló el fiscal, que agregó: "Las únicas compras asociadas y registradas se corresponden a gastos de un centro de estética de Buenos Aires, servicio médico, gastos de servicios bancarios, gastos por $14.500 en flores, pero no existe compra de los bienes que afirma comerciar y vender".

En el domicilio de "Pillín" en Bracamonte además se secuestró un cheque emitido por Central a nombre del representante de jugadores de fútbol Jorge Andrés Bilicich por $660.030. Se trataba de uno de los pagos acordados por la venta del club de inferiores Gastón Ávila a Boca Juniors.

En tanto, la sociedad Kabrasi SRL fue creada el 19 de septiembre de 2019 con el representante de jugadores de fútbol Juan Carlos Silvetti, recordado por haber sido "echado" por el ex presidente de Rosario Central Horacio "Vasco" Usandizaga. Kabrasi SRL no tuvo desarrollo comercial, según precisó el fiscal.

En el domicilio de Kabrasi, en lugar de encontrarse la sociedad, funciona una escuela de danza clásica y moderna de nombre Ro.Da.I.

Por último, el fiscal añadió que Bracamonte "impuso desde el cobro por estacionamiento de autos y motos en la vía pública en todo el perímetro utilizado por los socios al concurrir al estadio, el cobro de una cuota periódica a todos los comercios y tiendas que trabajan en cada partido de Rosario Central". Agregó "la coacción a personal del club para obligarlos a realizar operaciones que a él beneficiaban, como la intimidación dirigida contra un ex empleado del Club en el año 2007, a quien Bracamonte le exigió los recibos de las cuotas al día de carnets pertenecientes a él y a un grupo que lo acompañaban, es que la institución se encontraba intervenida judicialmente y e. días se celebraría una asamblea general de socios donde se elegiría a la junta electoral que supervisaría las elecciones internas, accionar por el que Bracamonte fue condenado a la pena de 2 años de prisión efectiva por el delito de amenazas coactivas".