"Nos dicen que nos van a violar": los rugbiers relataron sus días en la cárcel

Sucesos
TIPOGRAFIA

Este miércoles cuatro de ellos declararon ante la fiscal y el juez. "Los otros presos gritan nuestros apellidos para asustarnos", señalaron.

Este miércoles cuatro de ellos declararon ante la fiscal y el juez. "Los otros presos gritan nuestros apellidos para asustarnos", señalaron.

Los cuatro rugbiers indagados este miércoles por el asesinato de Fernando Báez Sosa relataron cómo son sus días en la cárcel y dijeron que tienen miedo por las amenazas que reciben de otros internos.

Máximo Thomsen, acusado de ser copartícipe del asesinato, fue el primero en declarar. Acompañado de su abogado, Hugo Tomei, pidió que estuviera presente, además de la fiscal Verónica Zamboni, el juez de Garantías de la causa, David Mancinelli.

"Los otros presos nos gritan que tienen precio nuestras cabezas, que nos quieren violar, nos gritan de todo por la ventana", aseguró Thomsen sobre cómo viven sus días en el penal de Dolores, donde está detenido junto a los otros siete rugbiers.

Además, habló de una condena mediática y social y aseguró que se enteraron de qué los acusaban a través de sus familias. “Nosotros no teníamos ni idea de lo que estaba pasando. Nos enteramos por nuestras familias el día de visita ya privados de la libertad", confesó y agregó: "Lo único que se nos explicó es que la noche anterior se le había entregado a una familia un pibe en un cajón".

Thomsen y los otros siete imputados se encuentran aislados de los más de 800 detenidos que ocupan el penal más sobrepoblado de la provincia. Están todos en la misma celda en el sector de alcaidía, van a las duchas estrictamente vigilados y sus familias los visitan fuera del horario regular. Los asiste un psicólogo y los visita un pastor evangélico.

Ciro Pertossi, otro de los más complicados en la causa, se negó a declarar frente a la fiscal Zamboni y dijo que le desconfía. “No sé si lo que yo voy a decir acá va a salir en los medios, como ya estuvo pasando”, deslizó.

“Lo único que queremos es que todo esto termine. Los propios internos nos dicen que a nosotros nos pueden lastimar”, dijo Pertossi, de quien se conoció un audio en el que les pedía al resto de los rugbiers que no dijeran nada a nadie tras la fatal golpiza a Báez Sosa.

Por su parte, Blas Cinalli repitió la misma frase que Thomsen: “Nos dijeron nada más que a un chico se lo habían entregado en un cajón a la familia y no querían inocentes presos”. También dijo que "se sienten vulnerables", que tienen "miedo" y contó que los internos les gritan cosas por las ventana. “Nos dicen que nos esperan”, relató.

El último indagado, Enzo Comelli, se desentendió y aseguró que cuando los detuvieron se quedaron “anonadados”. “No entendíamos qué sucedía”, juró.

En la misma línea que sus amigos, subrayó que "a toda hora" los otros presos los insultan y los provocan. "Nos quieren asustar gritando nuestros apellidos reiteradamente, grabando videos esperándonos en los pabellones", concluyó.

Ultimas Noticias

Nación 03 Abril

Alberto Fernández se enfureció con el Banco Central, la ANSES y el sindicato ban…

El Presidente demostró su bronca por las colas en las entidades bancarias y exigió una respuesta urgente para ...

Economía 03 Abril

"Hay responsabilidad de todos", dijo Alejandro Vanoli

El titular de la Anses se refirió a las largas colas que se registraban este viernes en los bancos del país. ...

Fútbol 03 Abril

Racing anunció una reducción salarial “importante” al plantel y el cuerpo técnic…

En medio de la crisis económica a raíz del coronavirus, la Academia alcanzó un acuerdo con los integrantes del...

Se Comenta 03 Abril

Se violó la cuarentena. Están matando a los jubilados

Lo que se vio hoy, en la Argentina es una verdadera vergüenza. El Gobierno Nacional cometió graves errores en ...

Ciudad 03 Abril

Barrio El Pozo: Pocas dósis para la vacuna anti gripal

Barrio El Pozo contiene a unas 20 mil personas, la mayoría en situación de riesgo. Se quejan por la escasez de...

Compartir