Eduardo "Pacha" Cantón confesó que tiró el cordero desde el helicóptero: "Fue una broma que salió mal"

Sucesos
TIPOGRAFIA

El empresario argentino declaró que fue el autor de la polémica que involucra al empresario Federico Álvarez Castillo y su mujer, la modelo Lara Bernasconi.

El empresario argentino declaró que fue el autor de la polémica que involucra al empresario Federico Álvarez Castillo y su mujer, la modelo Lara Bernasconi.

El empresario argentino Eduardo "Pacha" Cantón confesó este viernes que fue él quien arrojó desde un helicóptero el cordero que cayó en la pileta de la casa de Federico Álvarez Castillo y Lara Bernasconi en Punta del Este.

"Yo tiré el cordero, intenté hacer una broma que salió mal y pido perdón", declaró Cantón ante la Dirección Nacional de Aviación Civil de Uruguay, en Montevideo, según Clarín.

El Pacha le reveló a las autoridades que en el helicóptero estaba él junto al piloto Carlos "Chopo" Cano, que el animal era suyo, lo tenía en su campo y era una apuesta que tenía que pagar.

TN.com.ar se comunicó con Bernasconi, que en un primer momento desligó a su familia del episodio. "Alguien nos tiró un cordero desde un helicóptero. Nosotros no tenemos nada que ver con esta situación", había asegurado la modelo.

Además, Álvarez Castillo (autor del video que se hizo viral y desató todo tipo de críticas) primero declaró que luego de sacarlo del agua se lo comieron a la parrilla, y después dijo que se lo dieron a “un grupo de trabajadores”.

Desde que ocurrió el episodio, algunas empresas dieron de baja sus acuerdos con el dueño de Etiqueta Negra y hasta hubo escraches en sus locales por parte de defensores de animales, pero para la fiscal de Maldonado, Ana Dean, no hay delito: “En principio, con los pocos elementos que tenemos hasta ahora, y con lo que se en el video, diría que no se configura ninguna de las conductas tipificadas como delito", le dijo a El Observador.

Cantón es un argentino que llegó a Carmelo en 1985 y es un empresario de la construcción, vinculado a clubes de campo y terrenos en Uruguay.

Además, estuvo en el foco de atención en 2012, cuando manejando una lancha chocó con otra embarcación en la que murieron una mujer y su hija de dos años.