César Milani: "Nunca en mi vida torturé, maté ni secuestré a nadie"

Destacados
TIPOGRAFIA

El ex jefe del Ejército declaró en el juicio por secuestros y torturas durante la dictadura. El militar retirado se encuentra detenido en Campo de Mayo y fue trasladado a La Rioja para participar de la audiencia

El ex jefe del Ejército declaró en el juicio por secuestros y torturas durante la dictadura. El militar retirado se encuentra detenido en Campo de Mayo y fue trasladado a La Rioja para participar de la audiencia



Poco antes de las 13, César Santos Gerardo del Corazón de Jesús Milani comenzó a declarar en el juicio que se le sigue por delitos de lesa humanidad perpetrados en la última dictadura militar. El ex jefe del Ejército del kirchnerismo es juzgado por el Tribunal Oral Federal de La Rioja por secuestros y torturas.

En este proceso, Milani es juzgado junto a otros 12 imputados por el secuestro y las torturas que sufrieron en marzo de 1977, durante la última dictadura, Pedro Olivera y su hijo Ramón.

Sin esposas y vestido de militar, Milani comenzó su declaración explicando la conformación del Ejército Argentino en aquella época, para que –según dijo– "el Tribunal se de cuenta de la función, la misión y el alcance que tenía un subteniente de 21 años en un brigada", rango que tenía en ese momento.

"Nosotros recibimos las órdenes a través de oficiales de operaciones y los jefe de compañía", dijo Milani y recordó que en el primer hecho del que se lo acusa él estaba de oficial de servicio. "Nunca jamás podría haber dejado el servicio en horas de la madrugada para salir a hacer semejante operativo", añadió.

"¿Podía el subteniente Milani podía ordenarle a Gendarmería nacional, a la Policía de la provincia, al jefe de la cárcel que aloje un detenido porque a mi se me ocurrió?. Evidentemente esto es imposible", agregó Milani, al tiempo que destacó que "el jefe de Policía era un teniente coronel designado por el comandante en jefe del ejército.



El ex Jefe del Ejército además sostuvo que "tengo un profundo respeto por todas las víctimas del gobierno militar, tengo un profundo respeto y tienen toda mi solidaridad porque sé lo que ha pasado, los desaparecidos, las torturas, los tormentos. Le quiero expresar mi solidaridad a la familia Olivera, ahora". "El microclima que se vivía, si lo analizo ahora, digo: ¡qué barbaridad!. Nosotros estábamos aterrados de que nos ataquen el cuartel. Si a un jefe de unidad le atacaban o le tomaban el cuartel, le costaba la carrera absolutamente", dijo.

Por otro lado, destacó que "todo el sufrimiento de la familia Olivera termina donde comienza el sufrimiento de la familia Milani".

Tras un cuarto intermedio, Milani contó una historia personal: "Les quiero decir, cuando tenía un año, en 1954, mi padre fue detenido dos años en Córdoba porque fue candidato a concejal e intendente de una localidad de Cosquín. Mi suegro fue detenido dos años en Buenos Aires porque fue diputado nacional del 45 al 55 con Perón. Mi padre y mi suegro militaron toda su vida en el peronismo y sufrieron la persecución durante los '50, '60 y '70. ¿A mí me van a hablar de persecución? Mi familia la vivió".

"Nunca en mi vida torturé, maté, secuestré, ni privé de la libertad a nadie, ni cometí ningún acto que podría ser considerado violatorio de los derechos humanos. Mis antecedentes familiares, ideológicos, personales, mi vida, mi sacrificio en el Ejército, y mi lealtad con el pueblo y los soldados lo demuestran", resaltó a continuación, al tiempo que concluyó que "nunca jamás en mi vida hice un procedimiento nocturno con soldados en forma violenta. Yo no tenía cara de nazi. No era mi perfil".

Por último, antes de que las querellas le hicieran preguntas, Milani leyó una carta que le envió la titular de Madres de Plaza de Mayo Hebe de Bonafini: "Querido César, gracias por tu carta y tus hijos y nieta. Todo fue un regalo. Sé que no es fácil el encierro, pero cuando un hombre es libre como vos, no existe los muros. Un abrazo grande". A continuación, una mujer que estaba presenciando el juicio le gritó una cosa al ex jefe del Ejército, y uno de los magistrados la echó de la sala.



Antes del inicio de la audiencia, el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj recordó que "memoria, verdad y justicia es una política de Estado y no podemos mirar para otro lado según el imputado que tengamos en el banquillo de los acusados".

"Estamos en La Rioja para acompañar a los familiares y a los abogados querellantes de la Secretaría de Derechos Humanos. Queremos justicia por los delitos de privación ilegítima de la libertad, secuestros y torturas contra Pedro Olivera y su hijo, Ramón, Miguel Godoy y César Minué, que sigue desaparecido", enfatizó el funcionario.



Milani, que está detenido en Campo de Mayo, fue trasladado esta semana en un vuelo de Aerolíneas Argentinas y en medio de un fuerte operativo de seguridad un helicóptero de Gendarmería Nacional lo llevó al Regimiento Mecanizado de Infantería 15, donde quedó alojado hasta que vuelva a Buenos Aires.

El viaje había sido rechazado por la querella, que consideró que el militar debería comparecer a través de una videoconferencia. Marcela Mercado Luna, abogada de la familia Olivera, manifestó: "Nos opusimos tanto a su presencia como a que sea alojado en el regimiento con custodia de Gendarmería".

Durante la primera jornada del debate, que tuvo lugar el pasado 3 de mayo, se escucharon planteos de la defensa de Milani, que fueron rechazados por el Tribunal, a excepción del pedido de traslado del detenido, que fue aceptado por la Justicia.

Al momento de los episodios por los que es imputado en este juicio, Milani se desempeñaba como subteniente en el Batallón 141 de La Rioja, y está acusado de haber participado en un operativo para secuestrar y luego someter a tormentos a los Olivera.

Por estos hechos, Milani está imputado por los delitos de privación ilegítima de la libertad agravada, allanamiento ilegal, imposición de tormentos agravados y asociación ilícita.



No es este el único caso por delitos de lesa humanidad que enfrenta Milani: también se lo investiga por la desaparición del soldado Alberto Agapito Ledo, en Tucumán, en 1976, hecho que lo llevará a enfrentar un segundo juicio oral y público que, en este caso, se sustanciará en esa provincia, con fecha de inicio prevista para el 12 de septiembre próximo.

A esos dos juicios orales y públicos se le sumará este año un tercero, por presunto enriquecimiento ilícito. Esa investigación ya se encuentra elevada a juicio y, próximamente, el Tribunal Oral Federal número 7 fijará su fecha de inicio.



En la sala está sentada con 88 años, Marcela Brizuela de Ledo, la madre del soldado desaparecido Alberto Agapito Ledo.

Ultimas Noticias

Fútbol 20 Julio

Gerónimo Poblete y un dolor de cabeza para San Lorenzo

Debido a un problema económico en su renovación, el futuro del mediocampista de 26 años se mantiene en stand b...

Mundo 20 Julio

Mike Pompeo: "Maduro y sus cómplices se tienen que ir de Venezuela"

El secretario de Estado norteamericano dialogó en exclusiva con Infobae. Se refirió a las conversaciones en Ba...

Destacados 20 Julio

Grave accidente del cantante “El Pepo”: dos personas murieron

El auto del popular músico volcó en la ruta 63, rumbo a la Costa Atlántica. Dos acompañantes fallecieron debid...

Provincia 20 Julio

Timbúes amplía la red de cloacas con fondos propios

La red cloacal, una vez hecha, no se ve nunca más porque queda profundamente enterrada

Fútbol 19 Julio

Diego Simeone: "Me ilusiona pensar en dirigir a la Selección Argentina…

El entrenador de Atlético de Madrid no se guardó nada con respecto a su objetivo de tomar las riendas del comb...

Compartir