Boca, en alerta por Fernando Gago: el presidente Angelici quiere saber por qué se lesiona tanto

Fútbol
TIPOGRAFIA

No fue una noticia más dentro de la inmensidad del Mundo Boca. El desgarro de Fernando Gago cayó como un baldazo de agua fría, pero también generó diferentes sensaciones entre las partes. En los hinchas, una mezcla de amargura y tranquilidad:

No fue una noticia más dentro de la inmensidad del Mundo Boca. El desgarro de Fernando Gago cayó como un baldazo de agua fría, pero también generó diferentes sensaciones entre las partes. En los hinchas, una mezcla de amargura y tranquilidad:

Una nueva lesión del capitán, aunque esta vez de muchísima menos gravedad que las otras que debió atravesar el futbolista, que casi queda nocaut anímicamente con este nuevo retroceso físico pese a haber superado adversidades aún más difíciles. Desde Guillermo Barros Schelotto y su cuerpo técnico, la preocupación lógica por empezar a buscar el candidato ideal para suplirlo, posiblemente, en los dos primeros partidos oficiales. Pero es en el lado de los dirigentes en donde radica el otro lado de la lesión, quizás el más importante: Daniel Angelici, casi resignado, intenta encontrar una respuesta al por qué de la gran cantidad de lesiones que experimenta Gago mientras planea tener una reunión con él. Porque a esta altura del partido, el volante de 32 años ya no solo es una pieza fundamental para que Boca goce de una versión futbolística más vistosa. También significa un número importante de un patrimonio institucional que el presidente se dedica a cuidar.

"Es la primera vez que prefiero no responder. Es un tema complicado, quiero sentarme a hablar con Fernando. No está al 100%, tuvo un desgarro y viene de un cúmulo de lesiones. Es un jugador que quiero mucho porque lo repatrié yo, tengo una muy buena relación con él, es nuestro capitán.", fueron las primeras palabras del presidente xeneize con respecto al volante, que en las últimas horas retornó a Buenos Aires para iniciar su recuperación en el Complejo Pompilio.

Probablemente, Angelici nunca haya sido tan sincero. Tan contento por los refuerzos de jerarquía que van sumando a la Ribera como golpeado por la situación del N°5: es una cuestión por la que cree que debe ocuparse.

La conclusión, la respuesta al dilema, parece ser unánime en muchos de los que están en el club. Porque el problema no es un desgarro: es un dolor de cabeza que solo dura un mes o acaso menos. Sino más bien que creen que todo pasa alrededor de lo psicológico. Las lesiones graves no están previstas y seguramente tienen una gran cuota de mala fortuna, pero incluso hay especialistas en la materia que aseguran que lo de Gago puede tener una gran importancia desde su cabeza: el miedo a lesionarse, el exigirse más de lo posible en los entrenamientos para mostrar que está bien. "Es sorprendente su mejoría, se lo observa muy bien", se suele repetir puertas adentro en referencia a Gago, pero a veces no todo lo que parece es lo que en verdad pasa.
¿El retiro es una posibilidad?

Hoy hay una certeza: el capitán está muy caído anímicamente. En su caminata por el Aeropuerto Internacional de Ezeiza lanzó sonrisas forzadas al verse entre hinchas que le pedían fotos y las cámaras de televisión filmando a su lado. Su rostro desde su lesión, en realidad, es otro, distinto. Quizás, estuvo más contenido por su familia y eso lo alivió un poco. Pero hasta hace unos días, la decisión de dejar el fútbol circuló entre sus ideas con fuerza.

"Son decisiones difíciles, pero cada vez que un entrenamiento se pone duro y aparecen estas lesiones, él se va desmoralizando", completó Angelici. La charla que tiene prevista, principalmente tratará sobre eso: saber cómo está, cómo se siente, cuántas fuerzas hay de seguir. Aunque no se descarta que también se hable de un contrato que se renovó hace poco más de un año entre idas y vueltas, posturas firmes que se hicieron frágiles por la voluntad compartida de un final feliz en medio de intereses desde Italia, Brasil, Estados Unidos y China. Aunque la dirigencia quiso ofrecerle, con dudas, un nuevo vínculo por dos temporadas terminaron siendo tres (hasta 2020) ante el pedido del futbolista de que fueran cuatro. Y con cláusulas por objetivos cumplidos, una muestra de la desconfianza ante tantas lesiones.

Porque desde el 13 de septiembre de 2015, cuando Gago se rompió por primera vez el tendón de Aquiles, pasaron 34 meses, de los cuales el mediocampista estuvo inactivo en algo más de 19 por recuperarse de dos roturas del tendón, de la rotura de los ligamentos cruzado anterior y lateral interno de la rodilla derecha y un desgarro en 2017, sin contar este nuevo episodio.

En los próximos días se sabrá con mayor precisión qué sigue en la vida de Fernando Gago en Boca. Un tema que tiene a todos en alerta.

Ultimas Noticias

Destacados 18 Diciembre

Imputaron al senador Marino por abuso sexual

El fiscal federal Federico Delgado pidió una "averiguación de delito" contra el legislador por La Pampa y a do...

Mundo 18 Diciembre

Países del Mercosur coinciden con Bolsonaro en necesidad de reformar el bloque

La cumbre de mandatarios se celebró este martes en Montevideo, días después de la amenaza del futuro gobierno ...

Fútbol 18 Diciembre

Lionel Messi recibió su quinta Bota de Oro y superó a Cristiano Ronaldo: "…

El astro argentino del Barcelona recibió su quinto galardón tras convertir 34 goles en la temporada pasada. "T...

Fútbol 18 Diciembre

Sorpresa en Emiratos Árabes: River perdió 5-4 por penales frente al Al Ain y no …

El "Millonario" no pasó de la igualdad con el equipo anfitrión en los 120 minutos: fue 2-2 en el estadio Hazza...

Economía 18 Diciembre

Oficialmente, Argentina está en recesión: el PBI cayó un 3,5% en el tercer trime…

Con dos trimestres negativos consecutivos en el producto, la economía ya está dentro de la definición oficial ...

Tabla de Posiciones

Compartir