Schwartzman: "Hace unos años ni me imaginaba poder competir contra los mejores de la historia"

Tenis
TIPOGRAFIA

MELBOURNE.- Diego Schwartzman no reserva ni una gota de energía. Las derramó todas sobre la superficie azulada del Rod Laver Arena, el estadio central del Abierto australiano . Durante cuatro horas y a un ritmo frenético, compitió de igual a igual con una leyenda como Rafael Nadal . E l español, finalmente, logró imponerse por 6-3, 6-7 (4-7), 6-3 y 6-3. La vida del Peque en el Melbourne Park se interrumpió en los octavos de final y su balance es sumamente positivo. Porque más allá de que una cuarta ronda es una instancia para valorar en un Grand Slam, su nivel dejó una imagen muy alta.

MELBOURNE.- Diego Schwartzman no reserva ni una gota de energía. Las derramó todas sobre la superficie azulada del Rod Laver Arena, el estadio central del Abierto australiano . Durante cuatro horas y a un ritmo frenético, compitió de igual a igual con una leyenda como Rafael Nadal . E l español, finalmente, logró imponerse por 6-3, 6-7 (4-7), 6-3 y 6-3. La vida del Peque en el Melbourne Park se interrumpió en los octavos de final y su balance es sumamente positivo. Porque más allá de que una cuarta ronda es una instancia para valorar en un Grand Slam, su nivel dejó una imagen muy alta.



"Me llevo un gran aprendizaje de Australia. Irme aplaudido contra el número 1 del mundo, uno de los mejores de la historia, es un sueño. Irme respetado por él de la manera que lo hizo en el final y habiendo jugado en gran nivel, me pone muy contento"

"Este partido me quedará en la memoria y seguramente los podré repetir, los veré en Internet y me pondré todavía más contento por lo que hice. Uno siempre tiene la duda antes de entrar en la cancha, no sabés qué va a pasar y creo que lo hice bien, más allá de algunos puntos y de algunas chances en las que no estuve todo lo preciso que necesitaba. No hay mucho más que reprocharse", le dice Schwartzman a LA NACION, en una sala del Melbourne Park. Está envasado en una campera deportiva, se guarda las manos en los bolsillos y se inclina hacia el fondo de la silla. Es el último contacto que tendrá con un medio antes de regresar a Buenos Aires. Luce cansado, pero feliz.


-¿Contra esta categoría de jugadores como Nadal te da temor de llegar a pasar un papelón en de la cancha?

-Sí, sí, a veces sí, porque es difícil estar enfrente de ellos, no sabés cómo vas a reaccionar en una cancha central, con tanta gente, contra Nadal, con Federer, con Djokovic. Pero casi siempre entro bastante confiado a los partidos contra ellos porque generalmente lo hice bien, en buena forma y me fui con buena imagen.

-Nadal te obligó a pegar seis o siete grandes tiros en un mismo punto para tratar de ganárselo. ¿Desmoraliza?

-Sí, Nadal te desmoraliza. Es difícil, porque a veces tuve que tirar como cinco winners para ganar el punto y ni así lo conseguía, porque tiraba otro winner más y se me iba; me daba mucha bronca. Rafa te va cansando mucho y te obliga a estar fino y agresivo en todos los puntos. Cuando no estás de esa manera, él parece una tromba y es difícil aguantarlo. Se hace difícil mantener esa intensidad durante tanto tiempo contra él, por eso es uno de los jugadores que más Grand Slam ganó en la historia. Mantener esa regularidad durante cinco sets y durante mucho tiempo es muy complicado.

-El público en el Rod Laver se quedó admirado con tu golpe de revés saltando. ¿Lo ensayás?

-Todos los argentinos de la Legión tenían un revés espectacular, entonces un poco fui tomando esa imagen. Creo que lo saqué un poco de ahí. Después, el salto, es más que nada una cuestión física de que para seguir siendo agresivo en el punto y no irme para atrás voy a chocar a la pelota y voy a pegar el salto para tomar la pelota ni bien se levanta. Es un tiro que me sale bien. Pero hay que estar muy preciso para agarrarla justa, porque sino no sale bien.

-¿Qué les dirías a aquellos que no te auguraban futuro en el tenis de elite por tu baja estatura?

-No, nada, no les puedo decir nada. Los que me decían que por la altura no iba a poder llegar, en algún punto tenían razón: hoy son todos gigantes y que se me iba a hacer difícil, no tengo dudas. Yo estoy contento de poder estar haciéndolo bien. Cada uno me reconoce por ese lado, pero una vez que entro en la cancha todo está igualado, nadie está pensando quién es más grande físicamente. ¿Qué les puedo decir? Nada. Hubo mucha más gente que me ayudó y que le tengo que agradecer.

-¿Cuál fue el peor momento de las limitaciones que padeciste durante tu formación?

-Cuando era chico no fue fácil. Mi familia estaba bien económicamente hasta que llegaron las distintas crisis. Cuando tenía que viajar a torneos del interior, mi viejo, por ejemplo, me reservaba un hotel y me mentía un poco (sonríe). Me lo vendía como que era un cinco estrellas y después cuando llegábamos con mi mamá con suerte teníamos la cama para dormir. Me mentía un poquitito y yo lo llamaba cagándolo a pedos y me respondía que no podía ser, que seguramente había un error. Hacía un poco de actuación. Pero son las cosas que me pasaron en la infancia y que me fueron formando. De los 16, 17 años que juego torneos profesionales, casi siempre lo hice bastante bien y a partir de ahí tuve muchos más momentos para disfrutar que para pasarla mal. Todo el tiempo recordamos cosas con mi familia. Yo ahora me estoy por mudar de la casa de mis viejos y mi mamá está como loca, me dice: 'Acordate, acordate de tu mamá que hacía el esfuerzo. Ahora que estás bien en el tenis te vas de casa'. Me hacen bromas, se ríen. Es la vida. Económicamente, una vez que entrás entre los 50 mejores del mundo, el panorama te cambia y te podés dar más gustos desde lo material. Pero no es lo más importante. Estoy rodeado de mis amigos y de mi familia, que son todos laburantes. Los gustos que me doy son competir en esta época, compartir vestuario con estos grandes. Hace unos años ni me imaginaba poder competir contra los mejores de la historia.

Ultimas Noticias

Destacados 19 Agosto

Principales exportadores de subproductos aportaron al PRO

Las compañías del Gran Rosario, a las que el gobierno macrista les suspendió la semana pasada la baja de derec...

Nación 19 Agosto

Triaca sobre los cuadernos: "Si se prueba el delito, Cristina debería termi…

El ministro de Trabajo de la Nación opinó este domingo que “Argentina está cambiando un paradigma” donde “no h...

Ciudad 19 Agosto

Concejales exigen la continuidad en los trabajos del Desagüe Espora

La obra se encuentra paralizada por falta de pagos. A pesar de ello, se autorizó una redeterminación de precio...

Fútbol 19 Agosto

Colón empató con Tigre 2-2 con errores y aciertos

En un encuentro jugado en el estadio Brigadier López, después de lo que fue la gran hazaña ante el San Pablo.T...

Política 19 Agosto

Hebe de Bonafini llamó a "escupir" a miembros de las fuerzas de seguri…

La titular de Madres de Plaza de Mayo lo dijo al hablar del joven asesinado por un prefecto al no detenerse en...

Compartir