Sergio Hernández: "Es el desafío más grande que se puede tener y más cuando es la Selección del país de uno"

Basquet
TIPOGRAFIA

El entrenador de Argentina renovó su vínculo y está orgulloso y entusiasmado con la posibilidad de llegar a Tokio 2020. Será entrenador full time y dice que llegó la hora para que Campazzo y Laprovittola les marquen el camino a los más chicos.

El entrenador de Argentina renovó su vínculo y está orgulloso y entusiasmado con la posibilidad de llegar a Tokio 2020. Será entrenador full time y dice que llegó la hora para que Campazzo y Laprovittola les marquen el camino a los más chicos.






Primero se toma un vaso con agua. Al rato, un café. A pesar del sofocante calor que agobia el centro porteño apenas un piso más arriba, él está cómodo con el saco gris sobre la camisa blanca. El aire del hotel de Boca lo aísla de ese horno natural encendido a máxima potencia a unos metros de distancia. Y aunque ya lleva casi un par de horas en esta especia de "Media Day" con la atención a la prensa, el semblante no se modifica. Sergio Hernández se recuesta sobre uno de los sillones de la sala de conferencias armada en el subsuelo y se presta al diálogo con Clarín minutos después de ser presentado -otra vez- como el entrenador de la Selección argentina de básquetbol. Tendrá, nuevamente, el timón en sus manos. Le gusta, indefectiblemente. "Va más allá del amor por la camiseta, que lo tenemos todos. Deportivamente, no hay desafíos mucho mayores a este", explica, antes de sentenciar: "Y no tomé a la Selección pensando en ganar. Siempre la tomé con la misma idea: que es el desafío más grande que se pueda tener y más cuando es la del país de uno. Porque dirigir a otro país es un trabajo más; dirigir a mi Selección es tocar el cielo con las manos".

-¿Por eso rechazaste las ofertas de algunos equipos en este tiempo?

-No, lo hice porque estaba convencido de no dirigir ningún equipo este año, viniera la propuesta que viniera. Estoy en un momento de mi vida en el que intento, de vez en cuando, salir un ratito de la escena. La vorágine del día a día y la búsqueda de resultados te pone un poco tonto y te modifica el panorama; cuando estás todos los días en la liga, te olvidás de que no todo es ganar. Algunos clubes que me llamaron querían empezar a hablar de dinero y yo no quería, porque si lo hacía era como abrir una puerta... Y por ahí me tentaba (risas). Fue una casualidad, no es que me quedé sin dirigir pensando en agarrar el equipo full time; fue parte de una planificación de mi vida. Creía que necesitaba más esto que el trabajo del día a día.

-¿Cuánto significa, en el marco del tan mencionado recambio generacional, que con Ginóbili, Nocioni y Prigioni se hayan ido tres de los cuatro o cinco jugadores más importantes de esta época?

-A nivel juego, mucho. Desde el liderazgo, el ejemplo y la jerarquía, también. Pero cuando suceden estas cosas tenés que apoyarte en las presencias. Me tocó ir a torneos clasificatorios con mucha presión, porque los preolímpicos o premundiales eran mucho más duros. Y fuimos sin Ginóbili, sin Nocioni, sin Oberto, sin Pepe Sánchez... Siempre se decía que era un milagro si clasificamos; bueno, tocaron muchos milagros seguidos. Y la mayoría de las veces fui con el 50% del equipo. Todos piensan que la Generación Dorada son 10 o 12 jugadores y en realidad muchos colaboraron para que la Selección siempre estuviera bien representada. Los Ginóbili, los Scola, los Nocioni fueron los abanderados; si no hubieran nacido no tendríamos medallas olímpicas. Pero muchos otros chicos nos representaron muy bien cuando pocos lo creían.
PUBLICIDAD
inRead invented by Teads

-¿Eso también hace especial esta nueva etapa?

-Sí, seguro. No estoy acá sólo desde lo sentimental, sino también desde lo profesional. No pienso 'bueno, si no vamos a ganar nada, que agarre el equipo otro'. Quiero, de última, perder yo. Ahora, si me decís que en lugar de tomarla yo la agarra (Fernando) Tulo Rivero y la Selección va a salir dos puestos más arriba, que la agarre. Porque antes que nada soy hincha de la Selección. En ese sentido, sin dudas te digo que si la Selección va a perder, que pierda conmigo.

-Hablabas de apoyarte en las presencias. ¿Quiénes deben asumir el liderazgo de la Selección ahora?

Cuando tenés jugadores jóvenes es difícil tirar nombres, pero hay dos casos que sin dudas le marcan el camino a los jóvenes: Laprovittola y Campazzo. Ellos dos, ya de muy chiquitos desafiaron a la Generación Dorada; compiten, desafían al que sea, incluso a la lógica. Fue lo que hizo la Generación Dorada en su momento, decir "basta de sacarnos fotos con los yanquis, vamos a ganarles". A Laprovittola le decís que Teodosic es mejor que él y te mira como diciendo "¿vos me estás hablando en serio?". Lo puede admirar, pero si lo va a enfrentar, piensa que él es mejor. Ojo, todo esto que te digo no quiere decir que tengan un lugar ganado, eh. Porque vienen otros pibes atrás que son aviones. Luca y José Vildoza, Maxi Fjellerup, por ejemplo, están tocando bocina. Está bueno, se viene una época de competencia sana entre ellos.

-¿Son esos algunos de los nombres que se vienen en los próximos años?

-Hay muchos. Los equipos son de 12, a veces te piden a tal pero no se animan a decir a quién sacar; no es fácil, eh. Todo lo que (Federico) Susbielles me permita respecto a la cantidad de jugadores entrenando, lo haré lo más amplio posible. Porque hay muchos jóvenes con condiciones de estar y en ese contexto hay que encontrar un equilibrio. Porque por ahí dicen que Gallizzi es viejo, y tiene 23 años. Si voy a poner a un pibe de 18, no puedo sacar a los de 25. Lo ideal sería armar una base, quizás las ventanas nos permitan eso, que haya más jugadores y puedan alternar.

-¿Ser entrenador full time es una necesidad en este nuevo contexto de disputa de los torneos?

-No quiero ser terminante porque habrá entrenadores que trabajen de otro modo, pero este formato casi que exige ser full time. Me imagino un club prestando un jugador durante casi una semana en una ventana, pero no lo imagino con un entrenador. Y soy defensor del part time, eh, pero la selección necesitaba un full. Hay que estar atento a los nuevos jóvenes que van a nutrir al equipo en los próximos años, para lo que pretendemos que otro entrenador acompañe en esa tarea. La "contra" que por ahí tiene este formato es que el coach necesita ritmo, igual que el jugador. Pero creo que la situación lo ameritaba.

-¿Cómo sos en el día a día?

-No miro videos, no soy el indicado para esas notas que hacen sobre un tipo y dicen "este se la pasa viendo videos". Yo no soy entrenador de básquet: trabajo de entrenador de básquet. Soy tranquilo, familiero, me gusta hacer una vida normal. Disfruto mucho de las cosas simples, no necesito ostentaciones, tener un auto de lujo... Tengo pasatiempos clásicos y muchos tienen que ver con estar en casa, como disfrutar de un buen libro, de una serie... Antes eran las películas, ahora he pasado al formato serie. Estoy en Mar del Plata desde 2007 y ahí podés caminar dos cuadras y ser turista. Me gusta caminar la playa, no para pasar el día tirado en la arena sino para recorrer la costa.

-¿Y ahora qué creés que puede cambiar al ser full time entrenador de la Selección?

-No creo que vaya a cambiar mucho. Voy a tener más tiempo libre pero ya estoy entrenado por este tiempo después de Río. Estoy preparado para este tipo de vivencias que se vienen. A los 53 años ya sabés qué hacer con tu tiempo libre, entendés que hay momentos en que no hacés nada y está bien. Es difícil saber no hacer nada. Vos sos muy joven, pero vas a ver que un día vas a decir "no estoy haciendo nada". Muchos no lo entienden, pero lo aprendés.

-¿Y la familia? Seguro estén más contentos si tenés más tiempo libre.

-Mi familia lo tomó muy bien pero especialmente mis hijos, que son gemelos de 22 años y son entrenadores de básquet. Ellos están muy felices, para ellos que yo sea el técnico de la Selección es la situación ideal: es como si vos sos chiquito y tu papá es Piñón Fijo.

Ultimas Noticias

Política 25 Julio

Schiaretti: "El cuco de Cristina Kirchner lo agranda el Gobierno por sus e…

El mandatario vinculó la "intención de voto importante" de la ex presidenta que "la economía no se reactiva". ...

Fútbol 25 Julio

Colón le ganó la pulseada a Central y se quedó con el pase del defensor Jonathan…

El defensor arribó hoy a Santa Fe y luego de realizar la revisión médica firmó su contrato por tres años con e...

Provincia 25 Julio

Mirabella opinó sobre la Deuda del Estado Nacional con Santa Fe

El Diputado Provincial Roberto Mirabella manifestó su opinión respecto a la deuda que mantiene el Estado Nacio...

Destacados 24 Julio

El dólar subió 10 centavos y quedó más cerca de los 18 pesos

La divisa se vendió a $17,76 en el promedio de bancos del microcentro porteño

Ciudad 24 Julio

José Corral: "Basta de demoras para el gasoducto de La Costa"

Lo enfatizó el Intendente en un encuentro que mantuvo este lunes con vecinos de Colastiné. En este contexto, r...