Sospechas de corrupción en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020: acusan de soborno a un miembro del Comité Organizador

Deportes
TIPOGRAFIA

Haruyuki Takahashi habría recibido USD 8,2 millones para convencer a miembros del COI de apoyar la candidatura de la capital japonesa y a cambio ingresó en el grupo de organizadores de la cita deportiva

Haruyuki Takahashi habría recibido USD 8,2 millones para convencer a miembros del COI de apoyar la candidatura de la capital japonesa y a cambio ingresó en el grupo de organizadores de la cita deportiva




A pocas horas de la oficializarse la nueva fecha de realización de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, que finalmente van a celebrarse del 23 de julio al 8 de agosto de 2021 por pandemia mundial del coronavirus, se ha conocido un presunto caso de corrupción que involucra a un miembro del Comité Organizador de esta edición de la máxima cita deportiva.

Según ha revelado la agencia Reuters a partir de una investigación, un hombre de negocios japonés llamado Haruyuki Takahashi recibió USD 8,2 millones para asegurar que la candidatura de la capital nipona cuente con el apoyo de varios integrantes del Comité Olímpico Internacional (COI), siendo luego recompensado con un puesto en el Comité Organizador.

El propio Takahashi, de 75 años, ex ejecutivo de la agencia de publicidad Dentsu Inc., confirmó en entrevistas con Reuters que su trabajo consistió en convencer a miembros del COI como Lamine Diack, ex presidente de la World Athletics, al que le dio regalos, incluidas cámaras digitales y un reloj.

“Fueron regalos baratos”, se excusó este empresario, quien reconoció haber recibido los pagos, pero se negó a dar más explicaciones sobre el dinero, asegurando además que era normal proporcionar obsequios como una forma de lograr buenas relaciones con funcionarios importantes.

”No vas con las manos vacías. Eso es sentido común”, dijo Takahashi al ser indagado por la agencia Reuters por los regalos que le dio a Diack, alguien que ya había sido acusado de recibir dinero durante la elección de Río de Janeiro como sede de los JJOO anteriores.

La investigación apunta a que esos USD 8,2 millones fueron financiados principalmente por empresas japonesas. Y después del exitosa desempeño en la campaña, Takahashi fue nombrado miembro de la junta del Comité Organizador de Tokio 2020 que preside ex primer ministro japonés Yoshiro Mori, quien no respondió a las preguntas de Reuters.


Desde 2011, tanto Takahashi como Mori fueron actores principales en la campaña de Tokio para convertirse en sede de los Juegos Olímpicos. Un anhelo que se convirtió en una prioridad nacional bajo el primer ministro Shinzo Abe.

Takahashi dijo a Reuters que fue contratado como consultor por Tsunekazu Takeda, jefe del comité de licitación, porque uno de sus principales activos eran las conexiones que había establecido con Diack y otras figuras poderosas en el deporte internacional durante su trabajo en el área de marketing deportivo de Dentsu.

Cabe destacar que Takeda renunció el año pasado tanto al Comité Olímpico Japonés como a su puesto en el Comité Olímpico Internacional en medio de una investigación francesa de posible corrupción, negando haber actuado mal.

En este contexto, desde el Comité Olímpico Internacional (COI) dijeron no tener conocimiento sobre los pagos entre partes privadas o regalos entregados a sus miembros.