19
Sab , Oct

Horacio Rodríguez Larreta derrotaría tanto en primera vuelta como en un eventual balotaje a Matías Lammens

Política
TIPOGRAFIA

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, lograría su reelección ya que se impondría tanto en primera vuelta como en un eventual balotaje al candidato del Frente de Todos, Matías Lammens.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, lograría su reelección ya que se impondría tanto en primera vuelta como en un eventual balotaje al candidato del Frente de Todos, Matías Lammens.



Los datos surgen de una encuesta cuantitativa de 600 casos realizada por la consultora de Federico González & Asociados.

El sondeo señala que en la primera vuelta prevista para el 27 de octubre, Rodríguez Larreta obtendría el 48,9 por ciento de los votos frente a un 40,7 por ciento que alcanzaría Lammens. El candidato de Consenso Federal, Matías Tombolini, sacaría un 7,3% y Gabriel Solano, del Frente de Izquierda, un 3,1%. Los porcentajes contemplan la proyección  de un 10,4 por ciento de indecisos y la exclusión de un 6,9% de voto en blanco.

Si esos fueran efectivamente los números de octubre, la elección a jefe de gobierno porteño debería definirse en un balotaje previsto para el 24 de noviembre. Esto es porque la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires establece que para imponerse en primera se necesita superar el 50 por ciento de los votos, sin contar a los blancos y los nulos en el total.

El escenario de un eventual balotaje también favorece al actual jefe de Gobierno. Según el sondeo de González & Asociados, Rodríguez Larreta se impondría a Lammens por más de cinco puntos: 52,8 a 47,2.


A un mes y ocho días de las elecciones, el jefe de Gobierno ordenó reforzar la presencia en la calle y avanzar con todos los acuerdos políticos posibles. La foto de la semana pasada junto a José Luis Espert, uno de los candidatos presidenciales que no presenta postulante en la Ciudad, llevó semanas de negociaciones entre los equipos del economista y del alcalde, con Diego Santilli a la cabeza.

A pesar de la difícil situación económica que complica seriamente los proyectos de reelección de Mauricio Macri y de María Eugenia Vidal, Rodríguez Larreta trabaja para sacar un voto más del 50% que le permitiría ganar en primera vuelta.

La semana pasada, Roberto Zapata, el psicoanalista español que integra el equipo de Jaime Durán Barba, entregó los últimos resultados de los grupos focales realizados en la Ciudad y analizados por el consultor ecuatoriano.

Hubo conclusiones optimistas. La primera: más del 95% de los electores estudiados dijeron que no tenían previsto cambiar el voto, según pudo reconstruir este medio del equipo de campaña porteño de Juntos por el Cambio. Con proyectados, los votos a favor del oficialismo local estuvieron en torno al 50%.

La segunda: la imagen del Presidente, cuya suerte electoral va pegada en la boleta de la Ciudad por primera vez tras la aprobación del nuevo Código, no se deterioró tras las primarias. Se mantiene, a pesar de la agudización de la crisis pos PASO. "El porteño aún tiene un buen recuerdo del paso de Macri por la Ciudad", explicó un miembro del equipo de campaña municipal.

Y la tercera. Rodríguez Larreta mandó a medir un eventual escenario de balotaje. ¿El resultado? 12 puntos arriba de Lammens, según señalaron las fuentes.


Por el lado del Frente de Todos, Alberto Fernández se comprometió esta semana a  "poner el cuerpo" para apuntalar la boleta encabezada por  Lammens y Gisela Marziotta. Esta semana, realizaron su primera aparición conjunta luego de las primarias en el Aula Magna de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA. Allí firmaron un acta de compromiso para convocar a investigadores y profesionales a resolver los problemas de la vida urbana en Buenos Aires, potenciar un modelo de desarrollo productivo y generar empleo de calidad en la ciudad.